Comunidad

En cientos de productos y cremas de cuidado personal se utilizan micropartículas de plástico que están contaminando el mar y por tanto a nosotros mismos al entrar estos plásticos en la cadena alimenticia de los animales marinos.

09 de abril de 2015

Microperlas contaminantes

En cientos de productos y cremas de cuidado personal se utilizan micropartículas de plástico que están contaminando el mar y por tanto a nosotros mismos al entrar estos plásticos en la cadena alimenticia de los animales marinos. Estos pequeños granos que apenas se distinguen a simple vista llegan a las alcantarillas de las ciudades y al mar al no poder ser filtradas en las depuradoras.

 

Las plantas de tratamiento de aguas residuales no están diseñadas para filtrar estas micropartículas de plástico y por tanto acaban en los ríos y en el mar empeorando el problema de la “sopa” de plásticos marinos y entrando en la cadena alimentaria ya que no se descomponen y es

imposible retirarlas del océano. Afortunadamente es posible cambiar este material por otras alternativas biodegradables naturales, como por ejemplo partículas de cáscara de nuez molida, cáscara de cacahuete o cristalitos de sal. Estas micro partículas que se utilizan como elementos exfoliantes en cremas para la piel tienden a eliminarse de los procesos de producción y ser reemplazadas por alternativas biodegradables. Sin embargo falta aún mucho para que todos los productos de cuidado personal estén libres de estas partículas plásticas diminutas.

 

Una App para ayudar al medioambiente marino

 

Dos ONGs holandesas; la fundación Mar del Norte y la fundación Sopa de Plásticos, lanzaron hace unos meses una aplicación gratuita como parte de la campaña “Combatir las partículas de plástico”. La App descargada en el teléfono móvil permite escanear en directo el código de barras del producto del supermercado y estar informados si es o no respetuosa con el medioambiente.

 

Debemos escoger el país en el que estemos y simplemente escanear el código de barras del producto de cuidado personal que vayamos a comprar. Si el color mostrado es ROJO significa que el producto contiene partículas de plástico contaminantes. Si el color es NARANJA, entonces el producto aún contiene gránulos de plástico, pero el fabricante ha manifestado su intención de sustituirlas o adaptar el producto. Si sale VERDE, el producto está libre de micro-esferas de plástico.

 

Los microplásticos

 

Estas partículas, que apenas se distinguen a simple vista, son utilizadas como material abrasivo en cremas exfoliantes, pasta de dientes, cremas de afeitado, geles de ducha, y llegan a ocupar un 10% del volumen del envase del producto utilizado.

 

Como no se degradan con el paso del tiempo van incrementando la concentración en los mares y pasan a ser ingeridas por el zooplancton y así penetran en la cadena alimenticia hasta llegar a nuestros platos.

 

Cuando en el año 2011 las ONGs llamaron a las puertas de las empresas de cosmética sólo recibieron respuestas evasivas, como que sus productos cumplían los estándares de seguridad, que eran seguros para el consumidor, que las plantas de tratamiento filtraban estos productos o que la contaminación era mínima.

 

La ONG holandesa ratificó la severidad del problema y lanzó una fuerte campaña informativa para que dejasen de utilizarse estos productos, campaña orientada al consumidor para que pensaran en consumir productos compatibles y respetuosos. Entre otras medidas se lanzó la aplicación App que se puede descargar gratuitamente en el Apple Store y Google Store.

 

Como consecuencia de todo ello, algunas compañías holandesas dieron una respuesta rápida y comenzaron a utilizar micropartículas ecológicas. Debido a una campaña conocida como BlueSea en Twitter, la multinacional Unilever acordó dejar de utilizar microplásticos en toda su gama de productos.

 

En 2013, la comisión Europea junto con el gobierno alemán organizó la “conferencia internacional sobre prevención y gestión de la basura marina en países europeos”. Como consecuencia de todo ello, multinacionales como L’Oréal, Colgate/Palmolive, Beiersdorf, Procter&Gamble, Johnson&Johnson han seguido el ejemplo de Unilever y declarado que dejarán de utilizar microplásticos, pero desafortunadamente muchas de ellas sin comprometerse en una fecha concreta. Por ejemplo, Procter&Gambler ha comunicado que sus productos carecerán de microplásticos en 2017.… Sin embargo otras marcas como Target Corporation ya ha concluido con su etapa de adaptación y sólo ofrece productos sin microplásticos.

 

Las partículas de plástico

 

En la pasada feria de barcos de Dusseldorf pude tener en la mano la cantidad de “polvo” de plástico que tiene cualquier bote de cosmética exfoliante y la verdad es que es significativo. Las miles de bolitas están formadas por Polietileno (PE) o Polipropileno (PP) aunque también se utiliza tereftalato de polietileno, más conocido como PET, o partículas de metacrilato (PMMA), o incluso restos de Nylon.

 

Se trata de pequeñas partículas siempre menores de 1 mm y los estudios han demostrado que pueden ser perfectamente sustituidas por nuez molida o cristales de sal o simple bicarbonato.

 

Problemas con el medio marino

Las especies marinas no siempre pueden distinguir entre los alimentos y el plástico y por lo tanto terminan con microplásticos en sus cuerpos. Al menos 663 especies marinas comen plásticos y tienen problemas con ellos. El 11% de los casos se refiere específicamente a la ingestión de micropartículas. Aunque hay especies de peces que se deshacen rápidamente de los plásticos ingeridos, otras lo acumulan en sus cuerpos.

 

Los microplásticos atraen diferentes toxinas orgánicas contaminantes tales como el PCB o el DDT y por tanto los peces se contaminan aún más de lo que los mares ya lo están. Los contaminantes orgánicos persistentes (COP’s) se adhieren a los plásticos ingeridos y con el paso del tiempo se acumulan en la cadena alimenticia, teniendo así consecuencias para los seres humanos, ya que estos pescados consumidos pueden tener plásticos.

 

Los plásticos más pequeños son filtrados por los mejillones y en general por todos los moluscos. El toxicólogo de la Universidad de Gante, Colin Janssen, ha determinado que como promedio, cada gramo de carne de mejillón contiene de media una partícula de microplástico.

Fuente de Información

http://www.beatthemicrobead.org/es/

Comentarios


    denauticos .net
    6 Posts
    0 Seguidores

    Avisos Destacados